Recetas a ritmo de Rock

Verdura de verano con huevos mollet

Una ensalada atípica y ligera para un día de verano cualquiera.

Por ,

45 min
Para 4 personas
Receta fácil de hacer

Aunque las judías verdes se pueden encontrar durante todo el año, el mejor momento para disfrutarlas es en verano. Asegúrate de que son frescas: busca judías de color verde brillante y parte una vaina por la mitad; ésta deberá estar firme y emitir un sonoro chasquido. Si por lo contrario están blandas y no se parten, mejor compra otra cosa. Además, las vainas más lisas, en las que se marcan menos las semillas, son de mejor calidad. También es mejor si no son demasiado grandes.

La judía verde puede ser plana o cilíndrica. Para mi gusto, la judía plana tiene más sabor y es mucho mejor para platos en los que ella va a ser el ingrediente principal. La judía cilíndrica es más suave, aunque ideal para guarniciones o cremas.

En este plato utilizamos huevos mollet para acompañar, una variante de los huevos hervidos. Existen varias maneras de cocinar los huevos hervidos, y es que, ¡Para gustos colores! Los huevos mollet se cocinan con cáscara y están entre los huevos pasados por agua, de clara semilíquida y yema cruda, y los huevos duros, de la yema sólida. En este caso la clara estará bien cocida, aunque ligeramente más blanda que en los huevos duros, mientras que la yema tendrá una consistencia sólo algo más densa que al natural, lo que permite mojar pan. Se diferencian de los huevos poché o escalfados en que éstos últimos se cocinan sin cáscara.

Ingredientes

  • ½ kg de judía verde plana
  • 350 g de zanahorias (3 zanahorias)
  • 350 g de pimiento rojo (1 pimiento grande)
  • 4 huevos
  • Aceite de oliva
  • 2 cucharadas de vinagre de módena
  • 2 cucharadas de orégano
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Lava las judías, retírales los extremos y córtalas en trozos de unos 4-5 cm de largo. Reserva.
  2. Pela las zanahorias y córtalas en rodajas (o medias rodajas si son muy grandes) de aproximadamente 1 cm de grosor. Reserva.
  3. Lava y corta el pimiento rojo en trozos de aproximadamente 2 cm. Reserva.
  4. Mezcla todas las verduras y cocínalas al vapor durante unos 30 minutos o hasta que veas que puedes pincharlas con un tenedor. Nota 1
  5. Para preparar los huevos mollet puedes utilizar el mismo agua de las verduras. Hiérvelos durante 4 minutos exactos si son pequeños y 4 minutos y medio si son grandes. De este modo la clara estará hecha, pero la yema quedará líquida. Nota 2
  6. Cuando estén hechos, enfría los huevos bajo el chorro del grifo y pélalos con cuidado, pues son un poco más frágiles que los huevos duros.
  7. Aliña las verduras con aceite, vinagre de módena, orégano y sal y pimienta al gusto.
  8. Para servir, pon primero la verdura en el plato y luego coloca el huevo. Realízale un corte para dejar caer la yema.

Notas y Consejos

Nota 1 No te pases cocinando las verduras, ya que quedarán mucho mejor si están firmes. Demasiado blandas de desharán.

Nota 2 Para cocinar los huevos échales primero un poco de vinagre, que endurecerá la cáscara y evitará que se rompa debido al calor del agua hirviendo.

Compártela por Whatsapp Imprime la receta o

Receta anterior

Receta siguiente

Esta receta se encuentra (como otras tantas) dentro de las siguientes categorías:

Para seguir creando

Deja un comentario

Nos encantaría saber tu opinión. Puedes escribir dudas, críticas, sugerencias... Anímate y participa en nuestro proyecto. También puedes enviarnos una foto de tu creación y la publicaremos en el blog.