Recetas a ritmo de Rock

Bizcocho Bundt de calabaza y nueces

Un Bundt cake de calabaza y nueces delicioso y tremendamente jugoso, perfecto para los menos golosos. Receta adaptada del libro Miette.

Por ,

20 min
50-60 min a 175 ºC
Molde: Bundt de 25 cm

¿Quién me iba a decir a mí hace unos años que la calabaza podía llegar a ser el ingrediente principal de un bizcocho…y más aun, que éste se convertiría en uno de mis favoritos? Este bizcocho tan otoñal es húmedo, suave y muy sabroso, perfecto para quienes se suelen empalagar con el dulce en exceso. Está sacado del increíble libro de Miette, una pastelería con fama de ser la más encantadora, moderna y alegre de San Francisco ¡Y siempre llena de deliciosos dulces! Yo no tengo el placer de conocerla en persona, pero el libro es sin duda precioso y está lleno de recetas increíbles ¡Os lo recomiendo!

  • 250 g de harina de trigo común
  • 1 ½ cucharadita de bicarbonato sódico
  • 2 cucharaditas de canela
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • ½ cucharadita de clavo molido
  • ¾ cucharadita de sal fina
  • 4 huevos
  • 320 g de azúcar blanquilla
  • 250 ml de aceite de oliva suave
  • 400 g de puré de calabaza Nota 1
  • 100 g de nueces peladas y troceadas

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 175 ºC.
  2. Mezcla bien la harina, el bicarbonato, las especias y la sal. Tamiza y reserva.
  3. Bate los huevos con el azúcar a velocidad media hasta que blanqueen y aumenten ligeramente de volumen.
  4. A velocidad muy baja pero sin dejar de batir, añade el aceite. Bate hasta que esté integrado y luego aumenta la velocidad para que emulsione en la mezcla.
  5. Alterna el puré de calabaza y los ingredientes secos en dos veces, empezando por el puré y terminando con la harina. Bate a velocidad baja entre cada adición sólo hasta integrar.
  6. Con la ayuda de una espátula, asegúrate de que el puré esté bien mezclado y no se haya quedado parte en el fondo del bol. El color de la masa debe ser uniforme.
  7. Por último, agrega las nueces troceadas y repártelas uniformemente en la masa.
  8. Engrasa el molde Bundt de 25 cm con spray desmoldante o con aceite y vierte la masa sólo desde un lado del molde (así es como Nordic Ware recomiendan hacerlo para que la masa se meta bien por los recovecos del dibujo).
  9. Alisa la superficie con una espátula y hornea unos 50-60 min. Comprueba que esté bien cocido insertando una brocheta en el centro y hasta el fondo, que deberá salir totalmente limpia.
  10. Deja enfriar el molde 10 min sobre una rejilla. Luego desmolda el bizcocho sobre la misma rejilla, boca abajo para que el motivo decorativo quede hacia arriba. Déjalo enfriar por completo.

Notas y Consejos

Nota 1 El puré de calabaza casero es muy sencillo de hacer. Se puede hervir, asar o cocer al vapor la calabaza troceada y, una vez que está blandita, se tritura, se escurre y…voilà! Pero a mí lo que me resulta más engorroso es pelar la calabaza, ya que tiene una piel tan gruesa y tan dura que es muy fácil cortarse. Así que un día decidí hervir los trozos de calabaza directamente con la piel. Al cocerla, la piel se ablanda y luego retirarla es un pis pas. Sólo hay que dejarla enfriar en un escurridor, retirar la piel, pasar la carne por el minipimer y poner el puré en un colador durante toda la noche para eliminar bien el exceso de agua. Esta parte es muy importante, puesto que la calabaza tiene mucha agua y, aunque esto es precisamente lo que hace que nos quede un bizcocho tan húmedo y jugoso, si tiene demasiada no se cocerá bien y nos quedará crudo por la parte superior. Otra posible solución es cocer la calabaza al vapor, de modo que no cogerá tanta agua. También puedes hacerlo con la piel.

Compártela por Whatsapp Imprime la receta o

Esta receta se encuentra (como otras tantas) dentro de las siguientes categorías:

Para seguir creando

Comentarios cerrados