Recetas a ritmo de Rock

Mantequilla de cacahuete

En mi opinión no hay nada más fácil y millones de veces más saludable comparado con su versión comercial que la crema o mantequilla de cacahuete.

Por ,

8 min
10 min
Receta fácil de hacer

Realizar nuestras propias cremas de frutos secos se está volviendo un must en esta emocionante aventura hacia una dieta vegana saludable y casera. Además, no hace falta entrar en detalles de por qué son mucho más sanas que su versión comercial ¡Pero es que además están mucho más ricas! Los frutos secos son una excelente fuente de vitaminas y grasas saludables (no saturadas) y, aunque hay que tomarlos con moderación por su gran aporte calórico, nos dan mucha energía.

Aquí os traemos un clásico: la mantequilla o crema de cacahuete. Una delicia para desayunar o merendar y muy económica, ya que el precio de los cacahuetes es bastante inferior al de otros frutos secos. Sin embargo, aquí va una curiosidad ¿Sabías que los cacahuetes en realidad no son frutos secos si no que son legumbres, como los guisantes, los garbanzos o las lentejas? Los incluimos en la categoría de frutos secos por su similitud, ya que también se consumen crudos o tostados y no hervidos, y por su condición de alimento hipercalórico. Además, las proteínas que contienen son estructuralmente muy similares a las de algunos frutos secos y, por este motivo, algunas de las personas alérgicas al cacahuete también lo son a algún fruto seco.

Por otro lado, su aporte proteico es equivalente o incluso más elevado que el de la carne. Sin embargo, para que se trate de proteínas completas (con todos los aminoácidos, sobre todo los esenciales), hay que acompañarlos de un cereal integral y, por eso, a nosotros nos gusta consumir la crema de cacahuete sobre una rebanada de pan 100% integral y con un poquito de mermelada de higos por encima ¡Riquísima!

Ingredientes

  • 250 g de cacahuetes crudos
  • 30 g de azúcar de coco
  • Una pizca de sal

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 180 ºC y cubre la bandeja del horno con un papel de hornear.
  2. Esparce los cacahuetes sobre la bandeja y tuéstalos durante unos 8 minutos, removiéndolos con una cuchara de palo al menos cada 2-3 minutos para que no se quemen. Deja que enfríen un poco. Cacahuetes tostados
  3. Pon los cacahuetes tostados, el azúcar de coco y la sal en una procesadora de alimentos y tritúralos hasta que suelten el aceite y se forme una pasta espesa y uniforme. Nota 1 Crema de cacahuete paso a paso
  4. Guárdala en un tarro, preferiblemente de cristal, y conserva en la nevera hasta 15 días.

Notas y Consejos

Nota 1 No necesitas una procesadora muy potente (yo, por ejemplo, utilizo el vaso picador de la batidora de mano) pero, como puedes ver en la imagen, tendrás que tener un poco de paciencia hasta que se forme la pasta. Si tu procesadora no es muy potente haz alguna pausa para que no se recaliente.

Compártela por Whatsapp Imprime la receta o

Esta receta se encuentra (como otras tantas) dentro de las siguientes categorías:

Para seguir creando

Deja un comentario

Nos encantaría saber tu opinión. Puedes escribir dudas, críticas, sugerencias... Anímate y participa en nuestro proyecto. También puedes enviarnos una foto de tu creación y la publicaremos en el blog.