Recetas a ritmo de Rock

Jengibre cristalizado

Este peculiar ingrediente tiene un sabor muy intenso y picante, por lo que debe dosificarse con moderación. No obstante, su exótico aroma aportará un increíble sabor a tus preparaciones reposteras. También puedes consumirlo directamente en forma de golosina.

Por ,

2 h y 30 min aprox.

El jengibre es el tallo subterráneo de una planta, el Zingiber officinale, muy apreciado en cocina por su aroma y sabor, y al que además se le atribuyen propiedades terapéuticas y afrodisíacas. Su nombre original en sánscrito, sringavera, alude a su peculiar forma y significa “cuerno de animal”. Es una planta originaria de las zonas tropicales del sureste asiático, donde culturas como la china y la hindú la han utilizado durante milenios. En el siglo I, los fenicios llevaron el jengibre al Egipto, Grecia y Roma, pero no fue hasta el siglo IX cuando se introdujo en Centroeuropa. A partir de entonces, el jengibre jugó un papel muy importante como especia en la cocina medieval europea, especialmente en la francesa y la inglesa. En España, en cambio, su uso fue mucho más limitado, restringiéndose a su valor como remedio.

A pesar de que hoy en día sigue sin ser un ingrediente muy popular en nuestra cocina, es muy conocido por su uso en la repostería europea. Recetas como el famoso pan de jengibre o las galletas de jengibre son típicas de la gastronomía navideña. En éstas, se suele utilizar el jengibre seco en forma de polvo, pero también existen otras forma de prepararlo que acentúan mucho más su sabor y su aroma, como el jengibre cristalizado.

Ingredientes

  • 400 g de jengibre fresco Nota 1
  • 400 ml de agua
  • 200 g de azúcar blanquilla
  • Más azúcar para rebozar

Elaboración

  1. Pela el jengibre con un pelador fino o con el reverso de un cuchillo para no desperdiciar demasiada carne y córtalo en rodajas muy finas. Paso a paso jengibre cristalizado
  2. Ponlo en un cazo con suficiente agua como para cubrirlo (unos 400 ml aproximadamente) y cuécelo a fuego bajo durante 1 hora.
  3. Escúrrelo con la ayuda de un colador y reserva el jugo. El jengibre habrá tomado una consistencia más tierna y se habrá tornado de un color amarillo oscuro. Paso a paso jengibre cristalizado (2)
  4. Haz un almíbar con el azúcar y unos 100ml del jugo de jengibre. Nota 2
  5. Vuelve a poner el jengibre en el cazo y añádele el almíbar. Cuécelo a fuego medio, removiéndolo de vez en cuando hasta que el líquido se haya evaporado completamente. Te llevará aproximadamente 1 hora o 1 hora y media. Nota 3
  6. Ahora el jengibre se habrá reducido y tendrá un aspecto brillante y más oscuro debido al caramelo. Retíralo del fuego y extiéndelo sobre un plato o fuente. Paso a paso jengibre cristalizado (4)
  7. Déjalo enfriar 5 minutos y rebózalo en abundante azúcar, tratando de separar los trocitos. Paso a paso jengibre cristalizado (3)
  8. Vuelve a extenderlo y déjalo secar de un día para otro.
  9. Una vez seco, cuélalo con un colador de malla gruesa para eliminar el exceso de azúcar y consérvalo en un bote de cristal cerrado. Nota 4

Notas y Consejos

Nota 1 Siempre que puedas encontrarlo es mejor utilizar jengibre nuevo, que es mucho más tierno y jugoso. A medida que envejece se vuelve más seco y fibroso.

Nota 2 El hecho de utilizar el propio jugo del jengibre hará que el sabor final sea más intenso. Si lo prefieres más suave, puedes hacer el almíbar con agua y descartar el jugo de jengibre, o bien utilizarlo para otra preparación. Si utilizas un jengibre viejo el jugo suele ser más fuerte y más picante.

Nota 3 Presta especial atención cuando falte poco para que el líquido se haya evaporado del todo ¡Es muy fácil que se te queme! Puedes subir un poco el fuego y remover continuamente. De este modo, acelerarás el proceso de evaporación y controlarás perfectamente el momento en el que debas retirar el jengibre del fuego. Cuanto más dejes evaporar el líquido menos tardará luego en secar.

Nota 4 El azúcar que sobra se habrá aromatizado, de modo que puedes recuperarlo y reutilizarlo ¡Le dará un toque estupendo a tu café!

Compártela por Whatsapp Imprime la receta o

Esta receta se encuentra (como otras tantas) dentro de las siguientes categorías:

Para seguir creando

Deja un comentario

Nos encantaría saber tu opinión. Puedes escribir dudas, críticas, sugerencias... Anímate y participa en nuestro proyecto. También puedes enviarnos una foto de tu creación y la publicaremos en el blog.