Recetas a ritmo de Rock

Hummus de zanahoria

Una forma diferente de preparar esta delicia oriental que poco hemos dudado en adoptar en nuestra cocina.

Por ,

El hummus es un plato muy popular en todo Oriente Medio, aunque cada país tiene su manera particular de prepararlo. Como bien indica su nombre (garbanzos en arábico), por lo general se trata de una pasta de garbanzos cocidos con tahini (pasta de sésamo), ajo, zumo de limón y aderezado con distintas especias. Se suele comer acompañado de pan de pita, aunque existen diversas variantes como palitos de pan, tortillas chip o crudités (palitos de verduras crudas). Desde que se ha introducido en nuestra cultura, este delicioso aperitivo gana cada vez más adeptos y, como ocurre con todas las adopciones de recetas de otros países, lo hemos comenzado a preparar de distintas formas en incluso con distintos ingredientes. En este caso he cambiado el ingrediente principal por zanahorias asadas, obteniendo un hummus rústico y bastante distinto del original. Aunque el hummus se caracteriza por llevar zumo de limón entre sus ingredientes, en este caso lo he eliminado de la receta para evitar una digestión pesada ¿Sabías que el ácido, como el del limón, dificulta la digestión del almidón? El almidón, contenido en tubérculos (patata, boniato...), cereales (trigo, arroz...) y raíces (zanahoria, nabo...) comienza su digestión en la boca por la acción de una enzima llamada amilasa salival. Así, la amilasa hidroliza el almidón a azúcares simples en la boca, que luego serán absorvidos en el intestino. Sin embargo, la acción de la amilasa se produce a pH neutro, de modo que el pH ácido del limón inhibe su función, haciendo que el almidón no se digiera adecuadamente.

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 180 ºC.
  2. Pela las zanahorias y córtalas por la mitad a lo largo.
  3. Forra una bandeja de horno con papel encerado y dispón las zanahoria en una sola capa, junto con los dientes de ajo sin pelar. Nota 1
  4. Sazona con unas gotas de aceite y sal y hornea durante unos 40 minutos o hasta que las zanahorias estén tiernas. A media cocción da la vuelta a las zanahorias para que no se tuesten demasiado y se cocinen bien por ambos lados. Zanahorias y ajos asados
  5. Pon en un bol los dientes de ajo pelados, las zanahorias troceadas, los garbanzos, el tahini, el agua, las especias y la sal y tritura con la Minipimer. Nota 2
  6. Para servir, extiende el hummus en un plato o cuenco y decora con un poco de pimentón y semillas de sésamo tostadas. Acompaña con pan o crudités. Nota 3

Notas y Consejos

Nota 1 El sabor de los ajos y las zanahorias asados es lo que hace que esta receta tenga ese punto rústico y un sabor que me encanta. Pero a veces no disponemos de tanto tiempo. Reduce 30 minutos del tiempo total de la receta cociendo las zanahorias y el ajo en el microondas. Nota 2 Añade un poco más de agua si la consistencia es demasiado densa para tu gusto. Nota 3 Si tienes semillas de sésamo crudas tuéstalas durante 3 minutos a fuego alto en una sartén, removiendo con frecuencia. Puedes guardarlas tostadas en un tarro de cristal cerrado herméticamente.
Compártela por Whatsapp Imprime la receta o

Receta anterior

Esta receta se encuentra (como otras tantas) dentro de las siguientes categorías:

Para seguir creando

Deja un comentario

Nos encantaría saber tu opinión. Puedes escribir dudas, críticas, sugerencias... Anímate y participa en nuestro proyecto. También puedes enviarnos una foto de tu creación y la publicaremos en el blog.