Recetas a ritmo de Rock

Graham cookies

Una deliciosa versión casera de los conocidos Graham Crackers ¡Cuando pruebes estas galletas no vas a querer volver a comprarlas! Receta adaptada del libro Miette.

Por ,

35 min
12 min a 175 ºC
25 unidades

Desde que las probé estas galletas han pasado a ser unas de mis preferidas. Tanto, que he repetido la receta 3 veces en un mes. Me encanta el sabor a melaza que les da el dark brown sugar, también acentuado por la miel. De hecho no necesitan nada más, aunque la mayoría de recetas coinciden en añadir un poco de canela. Pero muy poca. El toque de la sal de grano medio también realza su sabor de una forma increíble. No deja de sorprenderme cada vez que encuentro un granito de sal en algún mordisco.

Estas galletas están inspiradas en su conocida versión americana, los Graham Crackers, que fueron inventados por el ministro presbiteriano Sylvester Graham en 1829. Originalmente los Graham Crackers se elaboraban con la llamada harina Graham, un tipo de harina integral en la que sus componentes se muelen por separado. En ésta, el endospermo (parte de la semilla que contiene los nutrientes, utilizada por la planta para alimentar el embrión durante la germinación, y de donde se origina la harina blanca) se muele muy fina, mientras que la cáscara o salvado (rica en fibra) y el germen o parte reproductiva se muelen más gruesos. Posteriormente, ambas partes se combinan creando una harina de textura gruesa.

partes del trigo

Al parecer, el reverendo Graham era nutricionista y sostenía que los aditivos químicos en la harina, como el alumbre y el cloro, eran perjudiciales para la salud. Además, la harina refinada y blanqueada perdía gran parte de sus nutrientes. Esta era una práctica muy común durante la Revolución Industrial para hacer el pan más blanco y comercialmente más atractivo, siendo además un símbolo de estatus en la clase media. Según Graham, una harina integral y sin aditivos era mucho más sana y nutritiva (y no le faltaba razón).

De este modo, los Graham crackers se concibieron originalmente como un alimento saludable. Sin embargo, su versión más moderna está hecha con parte de harina blanca refinada y parte de harina integral, además de añadir azúcar y miel, por lo que ya no pueden considerarse un alimento tan saludable como su pariente original.

Esta receta además de muy rica es muy versátil, pues se utiliza también como base para tartas o tartaletas. También puedes conservar la masa en el congelador envuelta en papel film y descongelarla a temperatura ambiente.

 

Ingredientes

  • 170 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 80 g de dark brown sugar (azúcar moreno)
  • 1 cucharada de miel
  • 200 g de harina de trigo común
  • 40 g de harina de trigo integral
  • ¼ cucharadita de canela
  • ½ cucharadita de sal de grano medio
  • Un poco de azúcar blanco para decorar

Elaboración

  1. Mezcla los dos tipos de harina, la canela y la sal. Reserva.
  2. Bate la mantequilla y el azúcar con la pala a velocidad media hasta conseguir una mezcla cremosa. Añade la miel y mezcla un poco más.
  3. Baja la velocidad y agrega los ingredientes secos en dos o tres veces. Mezcla hasta formar una masa que se despegue de las paredes del bol. Nota 1
  4. Coloca la masa entre dos papeles de hornear y estírala con un rodillo hasta un grosor de 6 mm.
  5. Refrigera la plancha de masa un mínimo de 30 minutos o hasta el día siguiente.
  6. Corta las galletas con la forma que más te guste (en este caso he utilizado un cortador de unos 8 cm de diámetro) y colócalas en una bandeja del horno cubierta con papel de hornear. Nota 2
  7. Si quieres puedes hacerles unos agujeritos decorativos con el extremo romo de una brocheta. Espolvorea también un poco de azúcar blanco por encima para decorar.
  8. Hornea las galletas a 175 ºC durante 12 minutos o hasta que se doren por los bordes. Es preferible girar la bandeja a mitad de la cocción para que todas se tuesten por igual.
  9. Déjalas reposar sobre la bandeja del horno durante 2 minutos, ya que son bastante frágiles cuando acaban de salir del horno. Luego transfiérelas a una rejilla para que se enfríen por completo.

Notas y Consejos

Nota 1 Es una masa bastante blanda y quebradiza, así que es posible que no se forme una bola perfecta. No te preocupes, sólo tienes que juntar todos los trozos y hacer una bola con las manos antes de estirarla.

Nota 2 Puedes cambiar el tamaño de las galletas, pero ten en cuenta que deberás ajustar el tiempo de horneado.

Compártela por Whatsapp Imprime la receta o

Receta anterior

Receta siguiente

Esta receta se encuentra (como otras tantas) dentro de las siguientes categorías:

Para seguir creando

Deja un comentario

Nos encantaría saber tu opinión. Puedes escribir dudas, críticas, sugerencias... Anímate y participa en nuestro proyecto. También puedes enviarnos una foto de tu creación y la publicaremos en el blog.