Recetas a ritmo de Rock

Gingerbread loaf o pan de jengibre

Esta especie de bizcocho tan antiguo es un auténtico clásico de la cocina navideña europea. Delicioso acompañado con una suave crema de queso. Receta adaptada de la web de Taste of Home.

Por ,

30 min
50-55 min a 175 ºC
Molde: Loaf de 23 x 13 cm

El pan de jengibre es una especie de bizcocho que fue inventado en el siglo X por un monje griego llamado Gregory Nicopolis, quien llevó la receta a Francia. Desde entonces, ésta se extendió por todo el norte de Europa convirtiéndose en una delicia típica de la gastronomía navideña.

No recuerdo cuándo fue la primera vez que probé esta delicia, pero os juro que nunca hubiera pensado que de algo tan extraño como el jengibre pudiera salir un sabor tan espectacular. Cabe decir que soy una loca de las especias; adoro todo lo que sea tremendamente especiado. Y si además es dulce… ¡En mi opinión es lo mejor que puede existir! En fin, que está riquísimo, así que os lo recomiendo encarecidamente si es que todavía no lo habéis probado nunca.

Ingredientes

  • 240 g de harina de trigo común
  • 2 cucharaditas de levadura química (Royal)
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico
  • 2 cucharaditas de canela molida de Saigón
  • ½ cucharadita de clavo molido
  • ½ cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • ¼ cucharadita de sal fina
  • 150 g de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • 250 ml de leche
  • 230 g de golden syrup (melaza clara)
  • 2 cucharadas (25 ml) de aceite de oliva suave
  • 10 g de jengibre cristalizado para decorar (nuestra receta aquí)

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 175 ºC.
  2. Mezcla la harina, la levadura, el bicarbonato, las especias y la sal. Tamiza y reserva.
  3. Coloca la pala en la batidora y bate el huevo con el azúcar a velocidad media hasta que blanquee y aumente ligeramente de volumen.
  4. En otro bol bate a mano la melaza junto con la leche y el aceite hasta que se disuelva. Nota 1
  5. Baja la velocidad y añade despacio la mezcla líquida al huevo.
  6. Añade los ingredientes secos en dos veces y bate a velocidad baja hasta que se integren.
  7. Forra la base del molde rectangular de 28 cm con papel de hornear y engrásalo con spray desmoldante. Vierte la masa.
  8. Pica el jengibre confitado con un cuchillo y esparce los trocitos por encima. Hornea durante 50-55 minutos o hasta que insertando una brocheta ésta salga limpia. Nota 2
  9. Transfiere el molde a una rejilla y déjalo reposar 30 minutos.
  10. Transcurrido este tiempo, desmolda el pan de jengibre y déjalo enfriar por completo y sin cubrir sobre la misma rejilla.

Notas y Consejos

Nota 1 La melaza es muy densa y pringosa, incluso más que la miel. Entreténte en asegurarte de que se disuelve bien, ya que si no quedará un bizcocho muy pegajoso. Truco: para pesar la melaza, engrasa antes el bol que vayas a utilizar, ya que así no desperdiciarás la que se quede pegada en las paredes.

Nota 2 Si ves que se empieza a tostar la superficie pero que todavía le falta tiempo de horneado, coloca un papel de aluminio encima para evitar que se queme o se tueste demasiado.

Compártela por Whatsapp Imprime la receta o

Receta siguiente

Esta receta se encuentra (como otras tantas) dentro de las siguientes categorías:

Para seguir creando

Deja un comentario

Nos encantaría saber tu opinión. Puedes escribir dudas, críticas, sugerencias... Anímate y participa en nuestro proyecto. También puedes enviarnos una foto de tu creación y la publicaremos en el blog.