Recetas a ritmo de Rock

El bizcocho más esponjoso del mundo

Disfruta de un desayuno relajado con un rico y esponjoso bizcocho para mojar en tu café con leche. Receta adaptada del libro Room for dessert de David Lebovitz.

Por ,

50 min
30 min a 180 ºC
Molde: circular de 15 cm

Aunque pueda parecer básico y sencillo, un bizcocho de vainilla tiene su qué. Encontrar esa receta equilibrada que dé lugar a un bizcocho suave, esponjoso, húmedo y con un rico sabor para mí no ha sido tarea sencilla ¡Pero he aquí la receta definitiva! La respuesta llegó cuando conocí a David Lebovitz, un chef de repostería hoy aposentado en París que ha publicado ya varios libros. Su receta me sorprendió, ya que se trata de un bizcocho que no sólo no lleva ni pizca de grasa (contrariamente a lo que ocurre con la mayoría de bizcochos, no contiene ni aceite ni mantequilla), ¡Si no que además lleva agua! La primera impresión fue que la receta iba a salir insípida y demasiado húmeda… Pero no fue así.

El secreto de esta receta radica en el batido de los huevos. Por un lado tenemos la esponjosidad clásica de las claras a punto de nieve, que siempre proporciona una textura liviana y etérea… Pero en este bizcocho las yemas se baten también de un modo especial; el punto cinta. Se trata de un batido exhaustivo de las yemas junto el azúcar (y en este caso un poco de agua), lo que termina de proporcionarle esa textura suave y húmeda que me tiene enamorada.

Ingredientes

  • 2 huevos a temperatura ambiente (claras y yemas por separado)
  • Una pizca de cremor tártaro Nota 1
  • 40 ml de agua fría
  • 90 g de azúcar blanquilla
  • 1 cucharada de pasta de vainilla
  • 80 g de harina de trigo común
  • ¼ cucharadita de levadura química Royal
  • Una pizca de sal fina

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 180 ºC.
  2. Separa y reserva las yemas de los huevos. Mezcla las claras con el cremor tártaro y móntalas a punto de nieve con las varillas a velocidad máxima. Reserva. Nota 1 Punto de nieve
  3. Echa las yemas junto con el agua, el azúcar y la vainilla en el bol y bátelas con las varillas durante 10-12 minutos a velocidad máxima. Con esto lograremos el punto cinta. Nota 2 Huevo al punto cinta
  4. Tamiza la harina, la levadura y la sal sobre la crema de yemas y mezcla con unos pocos movimientos envolventes, sólo hasta que se integre.
  5. Agrega las claras a punto de nieve y mezcla de nuevo suavemente hasta que se integren, con cuidado de no perder el aire que hemos introducido al batir.
  6. Engrasa un molde circular de 15 cm de diámetro con spray desmoldante y vierte la masa.
  7. Hornea sobre la rejilla durante 30 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro éste salga limpio. No abras el horno durante el horneado, si no el bizcocho se bajará.
  8. Cuando esté listo, apaga el horno y deja enfriar el bizcocho dentro con la puerta abierta. Esto ayudará a que el bizcocho enfríe más lentamente y no se baje. Luego colócalo sobre una rejilla para que se enfríe por completo.
  9. Desmolda el bizcocho con cuidado. El bizcocho más esponjoso del mundo El bizcocho más esponjoso del mundo

Notas y Consejos

Nota 1 El cremor tártaro se utiliza para estabilizar y aumentar el volumen de las claras de huevo, pero no es para nada imprescindible. Si no dispones de él, puedes encontrarlo fácilmente en tiendas de repostería o bien sustituirlo por unas gotas de zumo de limón.

Nota 2 El punto cinta se logra cuando batimos yemas de huevo con azúcar a alta velocidad. Para determinar si la preparación está lista, debemos ver que la mezcla haya aumentado considerablemente su volumen y tenga un color amarillo pálido. La consistencia correcta se ve fácilmente cuando al parar la batidora la mezcla cae en forma de cinta formando relieves en la superficie, los cuales permanecen al menos unos segundos antes de desaparecer.

Compártela por Whatsapp Imprime la receta o

Receta siguiente

Esta receta se encuentra (como otras tantas) dentro de las siguientes categorías:

Para seguir creando

Comentarios

  1. Me encanta esta receta, creo que es fácil y además muy básica para empezar, así que en cuanto llegue a casa me pondré manos al obrador 🙂

  2. Helen Round

    Me he estrenado en The Rockery con el bizcocho más esponjoso del mundo ( y seguramente de parte del espacio). No me ha quedado nada mal, aunque me quedan un par de pasos por optimizar en el protocolo. Una pasada lo esponjoso que queda…
    Por cierto, esta web os ha quedado requete, un abrazo!!!

    • Eva Santos

      ¡Me alegro de que te guste! Hemos tenido un par de preguntillas sobre la receta desde Facebook, así que próximamente añadiremos algunas fotos para que algunos pasos sean más ilustrativos ¡Un abrazo!

  3. karla maldonado

    Qué es la pasta de vainilla? La puedo sustituiir con esencia de vainilla líquida?

    • Eva Santos

      ¡Por supuesto! La pasta de vainilla simplemente es más espesa, pero se utiliza exactamente igual.

Deja un comentario

Nos encantaría saber tu opinión. Puedes escribir dudas, críticas, sugerencias... Anímate y participa en nuestro proyecto. También puedes enviarnos una foto de tu creación y la publicaremos en el blog.