Recetas a ritmo de Rock

Compota de arándanos rojos americanos

Extensamente conocidos como cranberries, estos pequeños frutos son muy populares en el norte del continente americano, especialmente durante Thanksgiving. Con ellos se preparan dulces, bebidas, salsas e incluso remedios medicinales.

Por ,

1 h 50 min
Cantidad: 1,5 l
Receta fácil de hacer

Existen diferentes variedades de arándano rojo. El arándano rojo común, también llamado arándano palustre o agrio (Vaccinium oxycoccos) es el que típicamente conocemos los Europeos, ya que es originario de Europa y Asia, aunque también se encuentra en el norte de Norteamérica. Sus bayas son pequeñas, de color rojo o rosa pálido y ácidas. También está el arándano rojo pequeño (Vaccinium microcarpum), que habita en el norte de Europa y de Asia y que es muy parecido al arándano rojo común. Y por último el arándano rojo grande o americano (Vaccinium macrocarpon), nativo del nordeste de Estados Unidos y del sudeste de Canadá. Este el mucho más áspero y, aunque hay quien dice que su sabor recuerda al de la manzana, a mí me parece que tiene un sabor bastante amargo. La temporada es entre octubre y diciembre, pero su consumo es tan grande que puede encontrarse congelado durante todo el año.

Los americanos consumen hoy en día hasta 180 millones de kg de arándanos al año y, al parecer, el 20% es solamente durante Thanksgiving (Acción de Gracias). Esta fruta ya era conocida y extensamente utilizada por los Nativos Americanos, quienes la consumían no sólo en sus preparaciones culinarias, sino que también creían en su valor medicinal y la usaban como tinte natural. Sin embargo, no fue hasta el año 1800 que el arándano se cultivó a gran escala.

A nosotros nos encanta ir al mercado y probar todo lo que esté de temporada, de modo que ahora que vivimos en este continente los arándanos no iban a ser menos. Cuando los compras frescos y firmes duran hasta 2 semanas en la nevera, pero siempre es mejor no esperar demasiado a consumirlos para que no se sequen. Nunca antes habíamos probado esta variedad de arándanos rojos así que nos decidimos a probar alguna receta y se me ocurrió que una compota quedaría estupenda con el yogurt del desayuno. Además, a mí me parece que su sabor combina fenomenal con la naranja, por lo que decidí aromatizarla con su rayadura ¡Todo un éxito!

Ingredientes

  • 850 g de arándanos agrios
  • 1 pera madura
  • 200 ml de infusión de rooibos
  • 20 g de azúcar integral de caña
  • Rayadura de 1 naranja
  • Zumo de ½ limón
  • 1 cucharada de canela

Elaboración

  1. Prepara la infusión de rooibos.
  2. Lava los arándanos y retira aquellos que estén blandos u oscuros.
  3. Pela la pera y córtala en trocitos.
  4. Coloca la fruta en un cazo junto con el resto de ingredientes y lleva a fuego medio-bajo durante 1h y 30 minutos aproximadamente. Remueve cada 10 o 15 minutos para asegurarte de que no se pega y de que el fuego no está demasiado alto; debe burbujear despacio. Los arándanos irán reventando y deshaciéndose un poco, aunque algunos quedarán más enteros.
  5. Mientras todavía esté caliente, guarda la compota en tarros de cristal y ciérralos sin dejar enfriar, de este modo se cerrarán al vacío. Nota 1

Notas y Consejos

Nota 1 Si vas a conservar la compota a temperatura ambiente o durante mucho tiempo, esteriliza primero los tarros y las tapas en agua hirviendo durante 10 minutos. Si vas a consumirla en las siguientes semanas no es necesario esterilizar los recipientes, pero consérvala en la nevera, preferiblemente en tarros de cristal.

Compártela por Whatsapp Imprime la receta o

Receta anterior

Receta siguiente

Esta receta se encuentra (como otras tantas) dentro de las siguientes categorías:

Para seguir creando

Deja un comentario

Nos encantaría saber tu opinión. Puedes escribir dudas, críticas, sugerencias... Anímate y participa en nuestro proyecto. También puedes enviarnos una foto de tu creación y la publicaremos en el blog.