Recetas a ritmo de Rock

Boniato con cebolla caramelizada y cabrales

En esta receta el dulzor del boniato y la cebolla caramelizada se complementa con el sabor fuerte del queso azul.

Por ,

A diferencia de en España, donde solemos comer boniatos en otoño o invierno, en Canadá se encuentran en el mercado durante todo el año. El boniato es un tubérculo parecido a la patata, pero de color anaranjado y con un contenido energético mayor. Esto se debe a su gran cantidad de almidón y de azúcares (por eso es dulce). También contiene vitaminas, como los betacarotenos (vitamina A), mucha fibra y minerales como el potasio. Sirve tanto para preparaciones dulces como saladas, aunque lo más típico es comerlo asado o frito. Sin embargo, aunque el boniato es muy saludable también es relativamente rico en oxalatos. Los oxalatos son moléculas consideradas tóxicas debido a su capacidad para unirse al calcio (formando oxalato de calcio). Esto, no sólo reduce la absorción de calcio, un elemento muy importante para los huesos, sino que el oxalato de calcio es una molécula muy poco soluble, de modo que es difícil de eliminar del organismo. En grandes cantidades, esto puede producir la formación de cristales en el riñón derivando en cálculos renales. Otros alimentos ricos en oxalatos son las espinacas, la remolacha, el pimiento, los frutos secos o las uvas. Pero esto no significa que debamos evitar estos alimentos. Todos ellos son muy sanos y sólo debes de tener cuidado con el consumo de oxalatos en caso de ser propenso a tener cálculos renales o problemas de osteoporosis. Si es así, simplemente procura separar la ingesta de alimentos ricos en calcio, como los lácteos, las sardinas o el zumo de naranja, del consumo de oxalatos.  

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 180 ºC.
  2. Lava y seca los boniatos. Córtalos por la mitad a lo largo y realiza unos cuantos cortes en la carne. Pinta el interior con aceite de oliva y sazona con sal y pimienta. Cómo hacer boniato con cebolla caramelizada
  3. Coloca los boniatos boca abajo sobre una bandeja de horno cubierta con un papel de hornear. Hornea durante 1 hora y 20 minutos o hasta que estén muy tiernos. Cómo hacer boniato con cebolla caramelizada
  4. Mientras tanto, carameliza la cebolla. Para ello, pica los dientes de ajo, corta las cebollas en pluma y ponlo todo en una sartén a fuego bajo junto con la mantequilla cortada en dados. Nota 1 Cómo hacer boniato con cebolla caramelizada
  5. Cocina durante unos 20 minutos removiendo cada 5 minutos aproximadamente. Cuando la cebolla se haya reducido un poco y esté transparente, añade sal y pimienta. Cocina unos 10 minutos más; verás que la cebolla suelta el agua y se reduce todavía más.
  6. Ahora añade la miel. Sube un poco el fuego y remueve a menudo unos 5 minutos más mientras la miel burbujea.
  7. Apaga el fuego, agrega el queso desmigajado y mezcla para que se funda. Cómo hacer boniato con cebolla caramelizada
  8. Para servir, coloca medio boniato boca arriba y cubre con la cebolla caramelizada.

Notas y Consejos

Nota 1 Para cortar la cebolla en pluma, saca la piel y córtala por la mitad atravesando el nudo. Luego coloca cada mitad boca abajo con el nudo en vertical, es decir, mirando hacia ti, y corta en rebanadas de unos 3 mm de espesor. Es un corte muy típico para salsas o rellenos.
Compártela por Whatsapp Imprime la receta o

Esta receta se encuentra (como otras tantas) dentro de las siguientes categorías:

Para seguir creando

Deja un comentario

Nos encantaría saber tu opinión. Puedes escribir dudas, críticas, sugerencias... Anímate y participa en nuestro proyecto. También puedes enviarnos una foto de tu creación y la publicaremos en el blog.